Club Lindisima

Los ángeles existen desde el inicio de los tiempos y se definen como: "seres puramente espirituales al servicio de Dios y enviados por Él para ayudar al hombre".
El Ángel de la Guarda es el más cercano a los humanos y aquel al que se puede y se debe recurrir.

Desean anhelantemente que les pidamos su apoyo. Su poder es enorme, pero no se debe caer en el error de adorarlos porque ese poder emana de Dios ante quien interceden.

Aún los personajes más detestables tienen un ángel de laguarda, pero éste nada puede hacer para humanizarlos porque no pueden Interferir jamás en el libre albedrío, en la libertad de elección que se el hombre tiene.

La significación protectora de estos ángeles se exaltó en el arte gótico de los siglos XIII al XVI a diferencia del románico que sólo había acentuado su carácter supraterrenal.

En el siglo XIX retomó gran auge la creencia en los ángeles de la guarda, especialmente en lo referente a los niños, basados en las palabras de Jesucristo en las que daba por hecho que estos seres celestes custodiaban a la infancia: «Mirad que no despreciéis a uno de esos pequeños, porque en verdad os digo que sus ángeles ven de continuo la faz de mi Padre, que está en los Cielos».

Se considera al Arcángel San Rafael como el jefe de los ángeles custodios y santo guardián de la humanidad debido a lo escrito en la Biblia y del libro apócrifo de Henok, por haber desempeñado un papel importante en la historia de Tobías como enemigo del espíritu maligno.

Se puede invocar al Ángel de la Guarda mediante la oración:

A continuación las oraciones tradicionalmente utilizada para tal finalidad
Oración al ángel de la guarda (Adultos)

Santo ángel, mi guía celestial, a quien tantas veces he entristecido con mis pecados. No me abandones. Te lo ruego.

En medio de los peligros, no me retires tu apoyo. No me pierdas de vista ni un solo instante, sino que tus amables inspiraciones dirijan y fortifiquen mi alma, reanimen mi corazón desfallecido y casi apagado, porque está sin amor: comunícale alguna chispa de las llamas suaves y puras que te abrazan, a fin de que cuando llegue extermino de esta vida, pueda en tu compañía y en la de todos los ángeles, obtener la vida eterna y ver sin cesar a Jesús, amarlo, alabarlo y bendecirlo. Amén

Visitas: 277

Comentario

Necesitas ser un miembro de Club Lindisima para agregar comentarios!

Participar en Club Lindisima

© 2019   Creado por admin.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio